Introducción a la epistemología feminista, sistema binario vs a la apertura de lo no binario.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Durante  años como Docente he trabajado en talleres presenciales «Violencia en el Noviazgo» en las escuelas y fuera de las escuelas, participaron pre adolescentes, adolescentes y adultos/as con varias intervenciones, me llamo mucho la atención las de los varones. Aunque en otras ocasiones intervienen mujeres jóvenes.

Preocupados y preocupadas por esta problemática que seguramente ellos y ellas lo viven en sus hogares y/o a sus personas más cercanas. Los varones tienen muchas ganas de hablar. Esto me impacto.

En la apertura de los talleres manifesté de como surge la historia y cultura del pensamiento conservador, androcéntrico, sexista, jerárquico y patriarcal, mundo donde los varones predominan en la vida cotidiana y a la vida de las mujeres. En estos encuentros los discursos e intercambios de conceptos entre sujetos domina una epistemología tradicional-clásica superior de los varones hacia las mujeres. Tal vez ellas tendrían vergüenza o timidez a la hora de participar en el taller enfrente a los varones.

De modo inconsciente y a causa de hondos procesos de discriminación que se encuentran sedimentados en las estructuras de sociabilidad y en las instituciones humanas, se tiende a atribuirles más autoridad epistémica, por ejemplo, varones blancos cisexuales y heterosexuales, que a mujeres de bajos recursos.

De hecho, en los talleres se manifestó un fenómeno discriminatorio que se expresa a través de sesgos inconscientes produce creencias que van más allá de agentes individuales, generando, que las mujeres, son menos capaces de expresarse en términos racionales por ser demasiado emocionales. 

Estos fenómenos constituyen casos de ​injusticia

epistémica​. Este concepto, sumamente útil para poder estudiar los procesos de discriminación en las prácticas epistémicas​, ha sido producido y estudiado por la filósofa inglesa ​Miranda Fricker​, y expuesto en su célebre obra Injusticia epistémica.​

La filosofa ubicó su interés en el análisis de las ​prácticas epistémicas desarrolladas por sujetos socialmente situados​. Situando a los sujetos en el ​sistema social de relaciones de poder al que pertenecen. Fricker no habla de el sujeto epistémico, en abstracto, para desarrollar su teoría epistemológica, sino de múltiples sujetos epistémicos situados​. 

De este modo, logra que surja una matriz en la que se involucran recíprocamente el ​poder​, ​razón​ y autoridad epistémica​. 

Por otro lado, no solo los discursos de sujetos en el taller, el conocimiento científico no sólo ha contribuido a producir instrucciones que intentan justificar la inferioridad natural y social de la mujer, sino que también ha contribuido a sostener la idea de que ​sólo existen dos sexos​. El determinismo biológico del paradigma biomédico consolida los conceptos reales del binarismo y de la dicotomía.

La filosofa Judith Butler propone la desnaturalización de conceptos como sexo, género y deseo, en tanto que son construcciones culturales de normas que violentan a aquellos sujetos que no participan de las mismas. Para alterar los conceptos que oprimen al individuo, se propone, la creación de actos performativos en torno a la identidad, es decir, una serie de prácticas paródicas con base en su teoría performativa que acaban creando nuevos significados y se reproducen más allá de cualquier sistema binario. 

Los derechos humanos​ deben abrir el paraguas, asimismo, los feminismos críticos han abierto el panorama donde denunciar el androcentrismo, la homofobia, el racismo y el clasismo de la ciencia y en los ámbitos de la sociedad.

Los talleres permitieron hablar sobre la Violencia en el Noviazgo, mujeres víctimas de maltrato, humillación y poder en manos de los varones. Pero no se toma en cuenta el ESI (Educación Sexual Integral) en las escuelas y colegios secundarios, Ley nacional que tiene más de una década y no la implementan como obligatoriedad. 

¿Será por el pensamiento docente conservador que lo prohíba en realizarlo? ¿Aún mantienen una epistemología clásica sin conocer la epistemología crítica? ¿Qué hacemos con un hombre que es violento con las mujeres? ¿Explicamos cómo hacer para enfrentarlo? ¿Por qué en el taller se habla entre varones y mujeres y el tercer sexo? ¿Parecería la superioridad del sistema binario por su ignorancia del ser humano no binario tanto en la vida cotidiana como en la ciencia?  

Estas serían algunas preguntas que me indican a fundamentar la actividad realizada en los talleres. Tome algunos conceptos para relacionarlos en la tarea tallerista y los conceptos estudiados, más que importantes para tratar que nosotras como mujeres trabajadoras, profesoras, académicas nos abre otra mirada de ver como trabajamos con la ciencia y epistemología fundadas desde la historia conservadora y clásica sin ser dinámicas vinculadas en las sociedades en movimiento.

Por: Marina Luz Baigorria Acinas

COMPARTÍ ESTE ARTICULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

FORMULARIO DE CONTACTO